Verano en Noruega

Noruega en verano es olor a mar, naturaleza, postales soleadas de casas de madera blanca y temperaturas que no suelen superar los 25ºC en la costa. Hacemos un recorrido por pueblos y lugares donde veranean los noruegos.

Haugesund, naturaleza, cultura e historia

Al sudoeste de Noruega se encuentra esta ciudad portuaria rodeada de naturaleza y con historia vikinga. Allí se encuentra enterrado el rey vikingo Harald Fairhair. Su entorno urbano contrasta con el de sus los fiordos de Åkrafjord. Entre sus actividades más destacadas están la de visitar su asentamiento vikingo en Avaldsnes; recorrer sus pequeñas islas como Utsira y Røvær; o disfrutar de una ciudad con historia y eventos culturales como el Norwegian International Film Festival y el festival Sildajazz.

El encanto de la ciudad de Bergen

Es la segunda ciudad más grande de Noruega pero mantiene el encanto de un pueblo pequeño. Un día soleado en Bergen se puede pasear por su estrechas calles, disfrutar de su cultura gastronómica e inmortalizar esas típicas casas de madera. Además si el calor aprieta, se pueden visitar Nordnes Sjøbad piscinas de donde puede elegir entre nadar en el mar o en una piscina al aire libre

Tønsberg, la ciudad más antigua y divertida de Noruega

El lugar favorito de los lugareños por el ambiente de sus islas Nøtterøy y Tjøme. Su larga costa y las muchas opciones culturales y de entretenimiento en verano hacen de Tønsberg un lugar popular para los noruegos. En julio el festival al aire libre Slottsfjell reúne a cientos de personas. Aun así, se mantiene el contraste como en el resto del país entre los planes más urbanos y los históricos y naturaleza. Pero la que sin duda, una visita imprescindible para cerrar el viaje, es un atardecer en la punta de Tjøme, conocido como el Fin del Mundo. Ya que literalmente desde aquí puedes tener una panorámica del océano.