Los edificios más feos del mundo

Así los define ella. Pero la realidad es que consigue rescatar la belleza del rincón más decadente y brutalista. Liz Carababas es fotógrafa, escritora y curadora por encima de cualquier cosa. Con su ojo selecciona y con su cámara marca los lugares en los que ha estado, como una especie de huella. Una imagen imborrable como resultado de su intuición, única como su pisada.

La combinación de una cámara analógica que le regaló su padre a los 14 años; y las influencias de montones de libros de arquitectura y muestras de telas y materiales de una madre diseñadora de interiores marcó su camino. Así que ahora, cuando no crea peculiares y adictivas playlists de Spotify, colecciona lugares del mundo en los que se levantan edificios utilitarios, que antes de que llegara ella, eran feos.