Una discoteca para ser libre y sentirse libre

El 1 de junio abrió en Hong Kong una nueva discoteca que sus organizadores han catalogado como “safe place”, un refugio para la música y para la libertad con obligado respeto a cualquiera de las personas que estén bajo ese techo. En una era de personas pegadas al teléfono móvil y donde las #etiquetas son tan importantes, este reducto persigue lo contrario creando una alternativa que prohibe precisamente esos elementos que nos impiden ser libres.

Se llama “宀”, y se pronuncia ‘Mihn’ en el mundo occidental, un símbolo que representa un techo o un refugio; ya que según sus organizadores: “imaginamos que nuestro club es un lugar seguro para cualquiera que desee pasar una noche bailando sin ser juzgado, acosado o discriminado”. Esta nueva propuesta refuerza su discurso creando un lugar libre de teléfonos móviles y por ende sin fotografías.

En espacio preparado para el baile cuenta con capacidad para 100 personas y está equipado con un sistema de sonido Funktion-One, una marca imprescindible en los clubes más emblemáticos del mundo. Y hasta tal punto es importante eliminar cualquier elemento que perjudique al baile que todas las bebidas se venderán en máquinas expendedoras ultramodernas en lugar de en una barra, en un esfuerzo por conservar el espacio, consiguiendo que el 90% de sea pista de baile.