taboo_serie_hbo

Taboo. La nueva serie de Tom Hardy

Tom Hardy ha vuelto a la televisión, dándonos la oportunidad de disfrutar de otra de sus geniales interpretaciones en microdosis semanales y desde la comodidad del sofá. Lo hace como protagonista de la serie Taboo, un proyecto que ha creado junto a su padre y Steven Knight. En él, Hardy interpreta a James Delaney, un personaje oscuro y acosado por su pasado que vuelve a Londres en 1814, tras más de una década desaparecido en África; un regreso en el momento oportuno para recibir la herencia que su padre le ha dejado y saldar cuentas pendientes.

La serie es un proyecto muy personal de Tom Hardy. Hace más de diez años que empezó a esbozar el personaje de James Delaney junto a su padre, Edward “Chips” Hardy. Más adelante se uniría al proyecto Steven Knight, con el que Hardy ha trabajado en Peaky Blinders y Locke, y la historia de Delaney empezaría a tomar forma. El resultado es una serie que gira alrededor de un personaje hecho a la medida de Tom Hardy —que se ha lucido en películas como Bronson, Mad Max o The Revenant—: un individuo perturbador y lleno de secretos, peligroso y carismático a la vez. El actor no ha desaprovechado esta oportunidad única para lucirse con una interpretación magistral de este antihéroe, que le permite explotar los aspectos más retorcidos del ser humano y ser al mismo tiempo el “bueno” de la historia. Porque James Delaney puede ser violento y cruel, pero tiene la razón —y al espectador— de su parte.

Taboo_serie_online

Si la presencia de Tom Hardy en estado de gracia no es aliciente suficiente para darle una oportunidad a la serie, hay que destacar también una producción espectacular y unos temas muy jugosos. En los primeros capítulos, la historia gira en gran medida alrededor de la aristocracia londinense en el siglo XIX, su clasismo y racismo, y las maquinaciones de espías ingleses y americanos tratando de repartirse el mapa mundial. También hay tiempo para la traición, el incesto o el canibalismo, temas que dan sentido al título de la serie y aportan las tramas más oscuras (e interesantes).

Taboo va desvelando los secretos y matices que su protagonista esconde con un ritmo pausado, acompañándole en su venganza meditada y sin prisas. Quizá se echa en falta parte de esta profundidad en los personajes secundarios, a los que un Tom Hardy espectacular eclipsa demasiado. Pero una vez se acepta esta situación, solo queda disfrutar de uno de los mejores actores de los últimos años haciendo lo que mejor sabe hacer. Eso, y de una historia de venganza en una ciudad repleta de conspiraciones que puede convertirse en una de las series indispensables de 2017.

Puedes ver Taboo en HBO.