Reinventar la cámara analógica 25 años después

Si John Travolta tuvo una segunda oportunidad, la cámara analógica no debería ser menos. No hablamos de ese concepto vintage de sacar del baúl de tu abuelo algo viejo por moda y olvidarlo en la siguiente temporada; hablamos de traer al presente un objeto que ha sobrevivido a todo eso y merece ser adaptado. Reflex es el proyecto de Kickstarter que lleva recaudados más de £126.186 para actualizar, después de 25 años, la cámara SLR analógica.

Reflex ha querido mantener la carga emocional del diseño original y aplicarle tecnología de este siglo.

La modularidad – El modelo da a los fotógrafos la libertad para personalizar y adaptar sobre una única montura, dando la posibilidad de usar lentes de otras marcas.

Open Source – Parece mentira que este concepto pueda vivir con el término analógico, pero lo han hecho posible. Reflex es compatible con diseños creados por terceros o diseños personales hechos en impresión 3D.

Conectividad – El entorno mobile se une a esta cámara mediante la aplicación de la tecnología BLE, con el fin de utilizar el smartphone como un cuaderno de notas avanzado sobre cada fotografía. Para ello deberán llegar a la meta de las £150.000

Además de todo esto incluye alguna característica más: la trasera de la cámara esconde una sorpresa, espacio para un rollo en pre-carga, con el fin de hacer el proceso de cambio de película más fácil, rápido y seguro. Y la luz, otro punto importante, Reflex es la primera cámara analógica que incluye flash y fuente de luz continua (LED).

Aún quedan unos cuantos días para contribuir a la causa, como siempre, en diferentes rangos de aportación, desde £1 hasta los £2.500 que incluye una edición limitada de la cámara chapada en oro de 24K, o una edición de titanio por £999; cualquiera de ellas capaces de ofrecer un resultado como el que presentan en su Instagram.