Nicholas Nixon, el paso del tiempo en 50 años de fotografías

Nicholas Nixon © Fundación Mapfre

Desde el pasado 14 de septiembre y hasta el 7 de enero la Fundación Mapfre acoge la exposición fotográfica de Nicholas Nixon. Sin duda unos de los fotógrafos más relevantes de las últimas décadas, por su técnica y afición a los retratos de gran formato; y por su innegable capacidad de absorber la atención de todo aquel que mira cualquiera de sus trabajos.

Nació en Detroit en el 47, cuando ésta comenzaba a ser cuna de la industria del automóvil. Estudió fotografía y al contrario que sus contemporáneos, que se decantaban por las películas de 35mm, él quedó prendado de las cámaras de gran formato, caracterizadas por conservar la claridad y la integridad de la imagen; y tan “culpables” de definir su trabajo. Al contrario que otras cámaras, obligan a fotógrafo y retratado a conectar, hay ciertos preliminares obligatorios y un tiempo de ejecución mayor. El posado desaparece, cuando el objetivo te aguanta la mirada no te queda más remedio que doblegarte y ser tú mismo.

Hermanas Brown 1975

Lo de Nixon siempre ha sido cuestión de tiempo. De inmortalizarlo, de vivir con él y de crecer con él. La temática de su obra se caracterízar por acompañar el paso de las décadas, series de retratos que reflejan como la cotidaniedad y las épocas pasan como las estaciones. La que es catalogada como su gran obra “Las Hermanas Brown”, es el claro ejemplo. Fueron retratadas por primera vez en 1975, Richard buscaba depojar de la imagen  y del momento todo lo superficial, solo quería dejar la naturalidad, el resultado motivó una segunda foto al año siguiente y así cada año hasta 2016.

Esta increible retrospectiva de 200 imágenes y 50 años de trabajo es un viaje a través de la vida, de las emociones; la profundidad de cada instantánea y del tema que trata, te aobliga a adentrarte, queriendo o sin querer, como expectadores privilegiados del momento que dio vida a una fotografía.