Miles Ahead. Don Cheadle y el (no)biopic sobre Miles Davis

Si en Miles Ahead esperas encontrar el típico biopic con el que conocer la vida de Miles Davis punto por punto, desde su infancia en Illinois, pasando por sus primeros años en Nueva York, hasta su consagración como uno de los grandes creadores e innovadores del jazz, esta no es tu película. Miles Ahead se inspira en su vida y en su música, pero va más allá. Don Cheadle es el responsable de este atrevido proyecto que se centra en los cinco años en los que Miles desapareció de la vida pública. El actor interpreta a Davis y además es productor, coguionista junto a Steven Baigelman y director de la película.

Es el final de los años 70 y Miles Davis vive recluido en su mansión de Nueva York. Uno de los músicos de jazz más importantes se ha retirado en la cima de su carrera y lleva cinco años sin dar señales de vida, sufriendo dolor crónico en la cadera, enganchado a su medicación y a las drogas, y sin producir música. Su productora le está presionando para entregar un nuevo disco en el que está trabajando y que supuestamente tiene ya prácticamente terminado, aunque Miles vive en realidad perdido entre sus fantasmas y es incapaz de encontrar de nuevo su inspiración.

Miles Davis película

Dave Braden, un reportero de Rolling Stone interpretado por Ewan McGregor, irrumpe en su casa y en su vida para escribir un artículo sobre su tan esperado regreso. Los dos terminan envueltos en una historia que incluye persecuciones, tiroteos y drogas, y cuyo objetivo final es recuperar la cinta que contiene el último trabajo de Miles y que ha sido robada.

Durante toda la película, flashbacks sobre su fallido matrimonio con Frances Taylor (interpretada por Emayatzy Corinealdi) asaltan a Miles, recordándole —y de paso dando a conocer al público— cómo fue ese matrimonio durante el cual creó discos como Sketches of Spain y Someday My Prince Will Come, y que estuvo plagado de infidelidades y abusos (por parte de Davis). Aunque la historia sobre el robo de la cinta que articula la película es ficción de principio a fin, los flashbacks sí se ajustan más a la realidad —de hecho Cheadle contó con la aprobación y el asesoramiento de la familia de Davis—. Esto crea sentimientos encontrados en el espectador; puede que fuese un genio de la música, pero como ser humano dejaba bastante que desear y la película no lo suaviza.

Miles ahead

Algunas de las críticas que ha recibido la cinta es que deja de lado la música de Miles y su proceso creativo para dedicar más tiempo a una historia y a un periodista metomentodo que no existieron. Igual no se incide en lo que supuso Miles para el jazz o sus conocimientos musicales, pero no se puede negar que su música y su personalidad son el núcleo de la película. Además, Cheadle no buscaba un biopic como tal; quería conseguir hacer algo arriesgado y que rompiese las normas, algo que reflejase la esencia de Miles más que limitarse a contar su vida.

Desde luego no se trata de una película biográfica tradicional, y es justo ahí donde reside parte de su atractivo: mezclando ficción y realidad permite disfrutar de la música de Miles Davis de una forma diferente y conocer algo más sobre este gran trompetista, compositor y una de las figuras más innovadoras del jazz

Si te quedas con ganas de conocer su historia en profundidad y entender lo que significó para él la música, siempre puedes leer su autobiografía. Un libro de estilo rápido y sin artificios, que recuerda a sus composiciones y que muestra cada aspecto de su vida sin tapujos.

Autobiografía de Miles Davis