La nueva instalación de Christo en Londres

Londres ha amanecido con una nueva obra de arte. Un enorme pirámide hecha con 7.506 barriles vacíos firmada por el artista búlgaro Christo, y bautizada como La Mastaba de Londres. Una excentricidad sin significado alguno -según ha confesado su creador- que flota sobre el lago Serpentine en el mismísimo Hyde Park de la capital británica; pero que sí es un preámbulo de un proyecto aun mayor que gestó junto a su mujer Jeanne-Claude, su gran obra, una Mastaba permanente de 410.000 barriles de petróleo que se instalaría en en el desierto, cerca de Abu Dhabi.

A sus 83 años sigue contagiando al mundo con su surrealismo, como ya hizo en su pasada intervención en Italia con aquel camino flotante que unía Sulzano y Monte Isola sobre las aguas del lago Iseo. Christo quiere que cada uno busque su interpretación y no trate de mirar a través de sus ojos, quiere impactar con el conjunto de la proporción de los volúmenes, el momento y la luz del día, el clima, la escala de la obra, el agua, la textura de los materiales, la geometría y el medio – según cuenta en una enterevista a El Mundo-.

Se podrá ver hasta el próximo 23 de septiembre en Hyde Park