Icebreaker. Diez días a bordo de un rompehielos

Llegar donde no ha llegado nadie y pisar donde ninguna otra persona lo ha hecho siempre ha sido una de las metas estoicas del ser humano y también la de algunos fotógrafos. Retratar lo salvaje y casi extraterrestre de parajes vírgenes aporta a la imagen cierto carácter ficcional.

Mark Power es uno de ellos, en el invierno de 2002, comisionado por la revista alemana Mare, vivió diez días a bordo los rompehielos finlandeses ‘Kontio’ y ‘Fennica’. Dos naves que ayudan a barcos de transporte a cruzar las aguas heladas para llegar a los puertos del norte de la bahía de Botnia.

Después de aquella expedición, es ahora en 2018 cuando 600 ejemplares de este fotolibro titulado Icebreaker verán la luz. Una edición que se presenta en pequeño formato pero con impresiones de alta calidad con el fin de producir una tirada asequible.

Capitán Ilmari Urho