El último lugar de La Tierra

Northern Cape2

Imagina un lugar donde el viento aúlla como una manada de lobos, donde el frío es capaz de congelar el mar más bravo y donde los osos polares se dan festines con los restos humanos del último cementerio local.

Ignorante ser humano aquel que desde su cómodo sillón crea que el mundo es suyo. Agradezcamos a la consecuente madre naturaleza, que en su afán protector, nos recuerda que La Tierra no se posee; que es impredecible, indomable, dura y extrema. Adjetivos que para el fotógrafo Andrey Shapran (1968, Letonia) se convierten en musa y reclamo; y se hacen realidad en Northern Cape, el lugar más remoto de Rusia.

En 1778 Cabo fue descubierto por primera vez por el explorador Inglés James Cook y bautizado como el Cabo Norte, el más septentrional de los puntos que lograron registrar. Mucho más tarde, en 1934, la zona donde se asentará el pueblo recibió el nombre de Cabo Schmidt en honor del destacado explorador Otto Schmidt. El lugar se convirtió en poco tiempo en el centro administrativo, lugar de industrias locales, de la estación hidrometeorológica y de numerosas unidades militares. La población alcanzó el número de 17 000 personas y que años después, se reduciría a tres docenas por lo inevitable del lugar

Shapran, acostumbrado a recorrer los lugares más recónditos de la URSS, entre 2005 y 2015 trabajó en un proyecto llamado “Крайние Земли” algo así como “Tierra Extrema”. Donde documentó la vida de Northern Cape uno de los lugares más más recónditos y secretos del plantea. La Isla de Kuriles del Sur, conocida por ser rica en minerales y unas aguas ricas peces, gas y petróleo, y  por ser actualmente motivo de disputan entre Rusia y Japón; Chukotka y Kamchatka donde pasó los últimos tres meses del periplo únicamente acompañado de su cámara y un diario de viaje.

Northern Cape7_Diario2

Northern Cape

Cabo Schmidt, aviones de guerra averiados por la ventisca

Northern Cape6

Hotel “Polo” Cabo Schmidt.

El 2015 el otoño trajo la nieve, fue uno de los inviernos más tempranos que se recuerda. Pese a ello están acostumbrados, los lugareños han eliminado de su vocabulario: “tormenta de nieve”. Es una termino demasiado débil, ellos dicen “пурга”.

Northern Cape7_Diario 3

Northern Cape3

Uno de los consejos más útiles que alguien puede recibir cuando llega a Cabo Norte, es el de mantener los ojos abiertos. No solo por la fuerte tempestad que apenas te deja ver, los osos polares se confunden con el manto de la nieve y no es extraño tropezar con uno de ellos mientras duermen. Son parte del paisaje, vecinos con los que tienen que convivir y que les obligaron a cambiar los ataúdes de madera del viejo cementerio por unos nuevos de metal para impedir que los osos se comieran los restos humanos.

Northern Cape7_Diario4

Schmidt pueblo con vistas al mar de Siberia Oriental.

Northern Cape8

En 2014, durante la estancia del fotógrafo Andrey Shapran, se anunció un plan para para restaurar la infraestructura militar del aeropuerto de Cabo Schmidt destinado más de 1,5 mil millones de rublos. En 2015, Rusia anunció planes para equipar totalmente en el Cabo Schmidt con un nueva inyección. Parece que el ser humano, vuelve a retar a la madre naturaleza una vez más. 

Andrey Shapran