Crudeza y ternura en la Rusia de Dmitry Markov

Da igual la imagen mental que te quieras formar de Rusia, la realidad desmontará cualquier idea preconcebida. El retrato del fotógrafo Dmitry Markov muestra una cara de este país, la más dura y aproximada a la realidad de cientos de niños de su ciudad Pushkino.

Dmitry no es solo fotógrafo, es un voluntario de 35 años que trabaja con niños huérfanos en el este de Rusia, en su barrio natal, donde retrata con crudeza y ternura una vida que le tocó vivir y que ahora viven otros. Gracias a una beca de Getty Images podemos ver en su Instagram instantáneas que captan la tranquilidad dentro de la tempestad.