Brava, not only sex

Ayer domingo, desde las 12h, de día y en horario de misa, tuvimos la oportunidad de asistir al nacimiento de Brava. La apuesta de la creativa Paula Caballero por normalizar el diálogo sobre algo tan natural como el cuerpo humano.

Comenzó coleccionando revistas con pátina ochentera y libros donde el desnudo era el protagonista. A ello le siguió una colección de cuestiones: ¿Por qué el cuerpo es objetivo de tanta atención hoy en día? ¿Por qué las revistas, medios de comunicación, anuncios están saturados de imagenes de cuerpos desnudos? ¿Por qué tantos artistas, escritores, fotógrafos, se interesan por este tema?. El resultado, Brava, un lugar para la respuesta, un espacio que incita a dialogar sobre estos y otros temas de manera natural. Aquí no se busca la razón o la solución correcta a una pregunta (si la hubiera), se busca la variedad, la versatilidad, y la visión en cada una de las respuestas; tantas como mujeres y hombres hay, diferentes como cuerpos únicos existen.

“Chirless” de Bárbara Magdalena

La propuesta de Paula Caballero además ofrece una ventana para difundir el trabajo de diferentes artistas que utilicen el cuerpo como objeto, concepto o idea. Nos cuenta que hay obras con esta temática que pasan desapercibidas en exposiciones genéricas. Aunando en un mismo lugar trabajos con la misma temática, busca unir fuerzas que den visibilidad a nuevos conceptos estéticos aportando una visión más culta sobre la desnudez.

Trabajos como XESEX de Antonyo Marest, o el genial concepto de Chirless de Bárbara Magdalena, donde a través de ilustración digital muestra el topless de esta década, o la fotografía del multidisciplinar David Díez; entre otros forman parte de la muestra que pudimos ver ayer. Una pequeña muestra que su ambiciosa creadora quiere consolidar, transformar y llevar por diferentes ciudades de Europa durante el próximo año y hasta que el cuerpo aguante.