Seiyu-Amigo-skate-Cuba-Miami

Amigo Skate. Los “Robin Hood” de la Havana

La escena skate de Cuba nació en la década de los 80, cuando los soldados soviéticos y los hijos de los diplomáticos del Bloque del Este introdujeron el skate en la isla. Rápidamente emergió una cultura local del ‘skateboarding‘ formada por un grupo de gente que compartía una misma mentalidad. Unos soldados rusos dejaron sus monopatines a un par de chicos de la calle. Uno de estos chicos es Che Pando, padrino del skate en Cuba y parte activa de este proyecto.

Amigo Skate nace en 2009 con el objetivo de potenciar el skate en Cuba. Liderado por el cubano-americano René Lecour un veterano DJ de Hip-Hop y conocido por sacar adelante varios proyectos sociales relacionados con el skate. Esta asociación, que tiene su base en Miami, nació para distribuir equipo de sakte donado a los cubanos y organizar competiciones en la isla. La misión principal de Amigo Skate no es sólo recolectar material de skate roto y restaurarlo para darle una nueva vida, sino que también proporcionan a los jóvenes una salida para expresarse.

seiyu_amigoskate_skate_cuba_EEUU

Después de ver el documental The Cuban Skate Crisis, René reunió a sus amigos y aquellos que estaban interesados para ese primer viaje hace ya ocho años . En él se muestra como patinar en Cuba en los años 80 no era tarea fácil, en aquel entonces, si querías patinar, tenías que hacerte tus propias tablas de contrachapado forrado con papel de lija y ruedas de metal de patines de los años 40. En la película, uno de los patinadores relata cómo los niños tenían que tener mucho cuidado de no romper sus tablas pues al igual que los famosos coches de época de La Habana, los monopatines deben tratarse con mucho cuidado porque los reemplazos son prácticamente imposibles de encontrar. Treinta años después sigue sin haber tiendas de skate en Cuba.

La apertura de una tienda en La Habana daría a los ‘skaters‘ acceso a nuevo equipo. Otra cosa es si podrían pagar por los productos. Con el salario promedio de los cubanos rondando los 25 dólares (unos 23 euros) al mes, un equipo de más de 30 dólares representaría una fuerte inversión incluso para un adulto asalariado. Los skaters no han tenido mucho con qué patinar, pero gracias a las organizaciones como Amigo Skate, lo que han tenido no les ha costado nada.

Seiyu_Amigoskate_cuba_skate_Ariel_Leg

Este esfuerzo para abrir la cultura skate en Cuba ha dado lugar a que el número de patinadores en los últimos años se haya multiplicado. La juventud cubana está atrapada en una disputa entre dos culturas, pero gracias a la labor de Amigo Skate los jóvenes tienen acceso a tablas y otros materiales necesarios para mantener vivo este deporte.